Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de protección de datos política de protección de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

Detalles

¿Qué es?


Existen mitos sobre qué causa el acné. Algunos piensan que la incidencia del acné es más alta si se come chocolates o fritos. Otros que es debido a la poca higiene, pero ninguna es cierta.


Nuestro cuerpo produce una hormona llama andrógeno que estimula las glándulas sebáceas a producir una sustancia aceitosa llamada sebo. Una sobreproducción de este, provoca la obstrucción de los poros, bloqueando su salida y facilitando la propagación de la bacteria Propionibacterium acnes.

La mezcla entre ellos, hace que se irriten las paredes del folículo piloto causando inflamación, que a su vez se manifiesta en diferentes tipos de granos y puntos negros.


Aplicaciones


La hemoglobina de la sangre absorbe la luz y la convierte en calor, lo que elimina las paredes de los vasos sanguíneos que alimentan las glándulas sebáceas. 

Esto disminuye la producción excesiva de grasa que influye en el acné y proporciona un efecto bactericida en la superficie cutánea.


Los pacientes más indicados son aquellos que sufren un acné inflamatorio y presentan granos rojos y abultados. Es importante que la piel no esté bronceada para evitar la absorción de la luz en la melanina.

Inmediatamente después del tratamiento puede aparecer un leve enrojecimiento en las zonas tratadas y algunas manchas pigmentarías pueden oscurecerse para luego desaparecer. 

Si más adelante aparece un nuevo brote de acné puede repetir el tratamiento.


Indicaciones


Zonas: rostro, cuello, escote y espalda

Sesiones: entre 1-4 sesiones separadas de 1 mes, según cada caso.

Duración del tratamiento: 30 minutos.

Dolor: leves molestias.

Recuperación: al cabo de 3-5 días.

Visibilidad de mejoría: al cabo de 1 semana.

Época del año recomendada: de Octubre a Mayo.

Tratamientos combinables: todos los tratamientos faciales.

Consejos: el tratamiento del acné es una combinación de terapias. El médico considerará su caso y probablemente le prescribirá un producto dermatocosmético o un fármaco tópico. Generalmente no es necesario un cuidado post-tratamiento, pero se recomienda aplicar frío después y utilizar un gel calmante, prescrito por el médico, los días posteriores. Se recomienda el uso de geles hidratantes y el uso de cremas de protección solar (mínimo SFP 50+). Si toma algún tipo de medicación, se debe informar el médico para saber si es fotosensible.

Consúltanos por Whatsapp