Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

Detalles

¿Qué es?


Consiste en aplicar sobre la piel un hada de luz, que el pigmento del pelo (melanina) absorbe y conduce hasta el folículo, destruyéndolo sin dañar otros tejidos.


Esto es lo que se conoce como “fototermólisis selectiva”, produciéndose la destrucción del bulbo piloso. Como el láser actúa sobre las zonas oscuras por la melanina, no es eficaz para el vello blanco o muy claro.

Aplicaciones


Para aplicarlo, primero se rasura el vello de la zona a tratar y dependiendo del tipo de piel y del vello del paciente, se ajustan los parámetros para obtener mejores resultados. 

Antes de aplicar la luz, se debe cubrir la zona a tratar con un gel especial. Al terminar el tratamiento, la piel se puede enrojecer ligeramente.


Existen pocos riesgo en la depilación láser (que hay que conocer), para evitar posibles complicaciones, y por eso se recomienda que se realice con láser médico y profesionales que garanticen las máximas medidas de seguridad.


Es posible fotodepilar cualquier zona del cuerpo aunque si es cierto que no todas responderán de la misma manera.


Las mujeres pueden iniciar a partir de la menarquia (su primera regla) y en los hombres una vez finalizada la pubertad.


Aunque si que produce cierta molestia no podemos considerar la fotodepilación un método doloroso y si la comparamos con cualquier otro método (cera, depilación eléctrica), la fotodepilación es el menos molesto.

Indicaciones


Zonas: cualquier zona facial o corporal.
Sesiones: 1 sesión mensual (el número de sesiones varía con el tipo y color de vello, localización y época del año a realizar) Duración del tratamiento: entre 15 minutos y 1 hora (depende del área y número de zonas a tratar).
Dolor: leve molestia.
Recuperación: inmediata.
Visibilidad de mejoría: al cabo de 1 semana.
Época del año recomendada: de Octubre a Junio (con excepciones para algunas zonas corporales) evitar el bronceado mínimo 2 semanas antes hasta 2 semanas después de cada tratamiento, no depilarse con métodos que impliquen arrancamiento del folículo piloso (cera, pinzas, cremas depilatorias), rasurar la zona de manera que el pelo sea visible con cuchilla en el sentido del vello, informar si está tomando algún tipo de medicamento (valorar fotosensibilidad), NO utilizar maquillaje ni productos que contengan ácido glicolico o retinoico durante 3 días anteriores al tratamiento, NO ponerse cremas hidratantes en las zonas a tratar antes del tratamiento

Consúltanos por Whatsapp